Cómo limpiar una herida infectada

El primer síntoma de una infección es el dolor y si bien es importante saber cómo limpiar una herida infectada, tengamos siempre muy presente que lo más correcto en estas situaciones es consultar con el médico para una orientación más detallada y concisa del caso en particular.

Para heridas pequeñas que suelen presentar este tipo de cambios queremos presentarles una serie de indicaciones con las que seguramente podrán sacar el inconveniente adelante.

Cómo limpiar una herida infectada-Paso a Paso

  • Lo primero será emplear una gasa estéril y  suero fisiológico para lavar muy bien la herida, en estos casos el algodón no es una opción pues seguramente dejará fibras a su paso. Se puede complementar con algún tipo de jabón neutro para mejores resultados.
  • Utiliza otra gasa para retirar los excesos y secar lo mejor que se pueda, en este punto se puede pensar en la aplicación de una crema antibiótica con la ayuda de un hisopo.
  • Con la ayuda de gasa y esparadrapo pasaremos entonces a cubrir la herida con la intención de protegerla de bacterias y un mayor daño.

Cuidados para una herida infectada

Tanto si tu mismo llevas a cabo la limpieza de la herida infectada o si lo hace otra persona es indispensable el aseo y desinfección de las manos, llevar guantes también es vital para no empeorar la situación. Además de los pasos descritos anteriormente es de gran relevancia vigilar aspectos como la temperatura, posibles hinchazones y cambios de la tonalidad de la piel ya que todo esto suele ser la manifestación de una herida en muy malas condiciones.

Hay que mantenerse muy atento a la evolución de la lesión y no vacilar en acudir a una consulta médica si las cosas no mejoran ya que de ser así estaríamos hablando de complicaciones serias que requieren de acciones más drásticas para ser controladas y lograr que desaparezcan definitivamente.

 

 

Cómo limpiar el hígado graso

Aunque muchos no lo tienen claro cuando se habla de cómo limpiar el hígado graso, los granos enteros son un tipo de alimento que conviene incluir en la dieta para descongestionar este órgano.

Cómo limpiar el hígado graso – Remedios caseros

No te olvides que liberar de toxinas el hígado y mantenerlo en buen estado es fundamental para garantizar un correcto funcionamiento del organismo en general. Piensa y aplica lo siguiente para ello:

  • Aguacates. Si consumes por lo menos la mitad de un aguacate todos los días de tamaño mediano le aportarás a tu hígado para estar en mejores condiciones al depurar las toxinas que se han ingerido.
  • Granos enteros. Ya los hemos mencionado como una excelente opción para limpiar el hígado graso, así que inclúyelos dentro de tu alimentación habitual porque fortalecerán el hígado y lo descongestionarán.
  • Té verde. Es una bebida perfecta para tu cuerpo en general, así que no dudes de ella como una excelente opción para hidratarte cuando así lo necesites. En buena medida estas características se deben a las catequinas. Se sugiere su ingesta con el desayuno o a la media tarde.
  • Uvas. Sin importar el color que selecciones para tus uvas, son una fuente ideal de antioxidantes para el cuerpo, con lo cual se activará tu bilis y finalmente el hígado pasará a desintoxicarse.
  • Manzana verde. Para empezar bien el día se aconseja que se coma una manzana al desayunar. Por su contenido en pectina y otros compuestos químicos, el tracto digestivo mejorará considerablemente, logrando que el hígado trabaje menos.
  • Juga de zanahoria y betabel. Es una poderosa mezcla de beta-caroteno y flavonoides con la que se va a depurar tu organismo e incluso vas a conseguir que pierdas un poco de peso.

Cómo limpiar el hígado naturalmente

Muchas personas no lo saben, pero una bebida que contenga cafeína puede ser tan dañina para el hígado como el alcohol. Por ese motivo, aprender pequeños trucos sobre cómo limpiar el hígado naturalmente va a ser clave para garantizar un perfecto estado de salud del organismo.

Cómo limpiar el hígado naturalmente – Consejos prácticos

Ten en cuenta que para limpiar el hígado naturalmente más que nada se deben introducir modificaciones básicas en el estilo de vida que se lleva, así que piensa en lo siguiente:

  • Ingesta de alcohol y cafeína. En la medida de lo posible se debe reducir su consumo para que el hígado no tenga que liberar sus toxinas o procesar estos compuestos.
  • Beber agua. Siempre será beneficiosa la ingesta de agua para que el hígado se desintoxique. Hazlo con por lo menos dos litros todos los días para permanecer bien hidratado.
  • Más limón. Es un muy buen amigo del hígado por su colaboración en la regeneración de la bilis y también su producción. Con esto la eliminación de las toxinas será más sencilla.
  • Té verde. Otro compuesto natural que va a estimular varias de las funciones básicas y naturales del hígado, consiguiendo que el exceso de grasas sea liberado.
  • Batidos de frutas. Hazlo con toda clase de frutas para que le des un empujón a tu organismo a través de las vitaminas y minerales que aportan. Además su cantidad baja en grasas será perfecta.
  • Ajo. Una alternativa para limpiar el hígado naturalmente es que lo incluyas en casi todas tus comidas.
  • Cúrcuma y aguacate. Al igual que en el ejemplo anterior, son dos elementos que pueden ser claves para tratar las sobrecargas a las que el hígado debe enfrentarse en ocasiones.

Cómo limpiar una herida con puntos

Tener claro cómo limpiar una herida con puntos es fundamental para esos casos en los que se precisa de la realización del procedimiento adecuado para garantizar un buen tratamiento de la herida y garantizar su cicatrización bajo parámetros normales.

Cómo limpiar una herida con puntos – Paso a paso

Ten en cuenta que estos pasos los puede hacer otra persona o tú mismo.

  • En algunas ocasiones se habrá utilizado un apósito con esparadrapo y gasa. El primer día no lo quites.
  • Al pasar las 24 horas mencionadas vas a destapar el apósito con mucho cuidado. Observa muy bien y fíjate en el estado de la herida.
  • Ahora procede con el lavado. Puedes hacerlo en conjunto con el baño cotidiano, pero prestando atención al agua y al jabón que van a recorrer tu cuerpo. Si no lo haces en este momento del día, utiliza una solución salina y aplica un poco de jabón con una gasa estéril.
  • Seca la zona exhaustivamente ya que la humedad va a dificultar la recuperación de la herida. Con una toalla limpia lo puedes hacer.
  • Al limpiar una herida con puntos se deben conocer las alergias del paciente porque algunos productos pueden causar esta clase de problemas. Sugerimos usar cristalmina para que hagas la cura. Otra opción es la solución yodada.
  • Aplica la sustancia anterior con una gasa haciendo círculos. Inicia desde el área con los puntos de la sutura y ve avanzando mientras pintas hacia afuera.
  • Tapa la herida los primeros días porque en caso contrario te vas a exponer a una infección.
  • Al llegar a los últimos días y se forme una costra, no tapes la herida.
  • Una vez se retiren los puntos cuida de la zona hidratándola como es debido.
  • Siempre que se destape la herida debe ser evaluada, para que en caso de sospecha, se lo comuniques a quien te atiende.

Cómo limpiar los bronquios y pulmones

Para quienes deseen gozar de una buena salud respiratoria, es clave que se tenga claro cómo limpiar los bronquios y pulmones debido a la importancia de su participación en lo que a respirar respecta para el organismo.

A partir de esta sencilla pero importante razón, te invitamos a que lleves a la práctica las siguientes recomendaciones sobre cómo limpiar los bronquios y los pulmones, para que la aspiración del oxígeno y del aire en general se haga de la mejor forma posible para tu cuerpo.

¿Cómo limpiar los bronquios y los pulmones? – Consejos

  • Hacer ejercicio. El ejercicio es fundamental para garantizar una buena salud para tu cuerpo. En esta ocasión serán los ejercicios aeróbicos los más adecuados para trabajar sobre tus pulmones en cuanto a fuerza y resistencia.
  • Dejar de fumar. Es uno de los primeros trucos para la limpieza de los pulmones y los bronquios a llevar a la práctica. En cuanto comiences a hacerlo tu organismo en general lo agradecerá.
  • El ajo. Con tan sólo consumir un poco más de ajo en tu vida cotidiana vas a lograr abrir tus bronquios y por ende a respirar mejor.
  • Vapor aromático. Otra alternativa que aconsejan los expertos en la salud respiratoria consiste en aspirar un poco de vapor aromático que contenga limón o eucalipto. Puedes hervir un poco de agua y añadir alguno de los dos elementos mencionados para aspirar el vapor.
  • Disminuir la ingesta de grasas. Es excelente para limpiar los pulmones. En vez de comer esta clase de alimentos, mejor dale prioridad a los que contengan antioxidantes o los nutrientes que provienen de las frutas y las verduras.
  • Ejercicios de respiración. Aprender a respirar es clave para fortalecer los pulmones, así que te aconsejamos que lo intentes con el yoga.